LINK RESIDENCIAL ABRE SUS PUERTAS

Este miércoles 17 de abril se inauguró de manera oficial LINK Residencial con un magno evento donde acudieron más de 150 invitados especiales.

TIJUANA, México.- Ubicado en la ciudad de Tijuana, Link es un proyecto habitacional que se adhiere a la topografía urbana de su entorno inmediato, compuesto por dos esbeltas torres que descansan sobre un basamento diseñado para contener las amenidades y estacionamiento de todo el complejo.

Ambas torres están envueltas por una piel color cobre que se funde en las cinco fachadas, su forma orgánica resalta la continuidad entre las fachadas de una y otra torre. Proyectando matices únicos de iluminación en cada espacio interior.

El programa arquitectónico consta de 124 departamentos, estacionamiento y amenidades. Las viviendas cuentan con una superficie privativa entre 60 m² y 155 m². Ubicando 5 viviendas por nivel se consiguió imprimir mayor privacidad y más de una orientación en cada una de ellas.

La visión original de Link en su concepción se centra en integrar armónicamente el proyecto habitacional con la topografía urbana circundante, aprovechando la geometría del terreno para crear un espacio que se adapte de manera fluida a su entorno. La inspiración proviene de la idea de crear un desarrollo que no solo ofrezca viviendas de alta calidad, sino que también se convierta en un elemento estético destacado dentro del paisaje urbano de Tijuana.

La decisión de utilizar texturas, paletas de colores y elementos arquitectónicos específicos se basó en la intención de crear un ambiente acogedor y contemporáneo para los residentes, al tiempo que se aseguraba de que el diseño fuera funcional y estéticamente atractivo. La piel color cobre y la estela que trepa por las torres crean un efecto visual único y cohesivo, mientras que las perforaciones en la piel y las aperturas lineales fueron diseñadas para maximizar la entrada de luz natural y ofrecer vistas panorámicas del entorno.

Los retos incluyen el diseño de un proyecto que se integrara de manera armoniosa con la topografía accidentada del terreno, así como la creación de espacios interiores que fueran funcionales y cómodos para los residentes. Además, garantizar la privacidad y la orientación adecuada para cada una de las viviendas, a pesar de la densidad del proyecto, fue un desafío importante.

El resultado final es proyecto habitacional que no solo ofrece viviendas de alta calidad, sino que también se convierte en un elemento distintivo dentro del paisaje urbano de Tijuana, proporcionando a sus residentes un entorno moderno y acogedor para vivir.